Elaborar el Plan de Mejoramiento Educativo (PME)

Para desarrollar su trabajo, y mejorar cada vez más su funcionamiento y sus resultados, toda institución debe desarrollar una planificación que defina con claridad las metas a alcanzar. En el caso de los establecimientos educacionales, esta planificación se conoce como Plan de Mejoramiento Educativo, o PME.

Un PME es fundamental no sólo para avanzar hacia mejores resultados, sino también para organizar el trabajo diario, coordinar los equipos y crear un sentido común. A partir de un PME todos los esfuerzos que se realicen resultan más fructíferos, los avances se monitorean de mejor manera y todos los miembros del colegio –y de la comunidad educativa– se siente más a gusto.

Un PME debe definir en primer lugar los objetivos que el establecimiento desea lograr, y en segundo lugar, las acciones que serán necesarias para lograrlos.

Entre los objetivos, es necesario incluir las metas de aprendizajes para los alumnos, en cada uno de los sub-sectores más importantes. Además, el PME contiene metas para cada una de las cuatro grandes áreas de gestión:

  • Liderazgo
  • Gestión curricular
  • Convivencia
  • Manejo de recursos.

Como el PME fija metas para el propio establecimiento, constituye un parámetro o estándar que el propio establecimiento se fija para sí mismo. De esa forma, es una herramienta que instala una auto-exigencia propia, pero también un horizonte de trabajo, un lugar al que se espera llegar. El PME es además fundamental para postular a los recursos adicionales que contempla la ley SEP

Dificultades y desafíos para desarrollar el PME

Construir un PME implica en primer lugar bastante trabajo, sobre todo de carácter administrativo, que el colegio debe invertir. En particular, es un trabajo que puede presentar las siguientes dificultades:

  • En algunos casos, requiere competencias técnicas y metodológicas relacionadas con la “planificación estratégica”, que a veces pueden escapar al ámbito de especialidad de los establecimientos.
  • Implica actividades de diagnóstico y análisis para las que a veces hay poco tiempo.
  • Exige construcción de acuerdos entre los distintos miembros del equipo de trabajo.
  • Por último, a algunos directivos o profesores les puede dar la impresión de que el PME es un instrumento frío y rígido, que reduce el trabajo educativo simplemente a cifras, metas cuantitativas y planes de acción, y que no se relaciona con la esencia de la educación que es la formación de un ser humano. Sin embargo, conviene siempre tener presente que un PME es un herramienta diseñada precisamente para cumplir mejor esa meta.

Sugerencias para desarrollar un mejor PME

Para elaborar un buen PME es necesario desarrollar un trabajo metódico. El MINEDUC ha confeccionado una guía muy clara para la confección de un PME, que se puede revisar aquí. En general es bueno seguir los siguientes pasos:

Realización de diagnóstico: definición de fortalezas y debilidades del establecimiento en términos de aprendizajes de los alumnos, competencias docentes y en cada una de las cuatro grandes áreas de gestión.

Definición de objetivos: Después del diagnóstico, lo más importante es fijar los objetivos que determinen los logros que el colegio espera alcanzar en cada una de las áreas definidas en el diagnóstico. Es importante que los objetivos sean exigentes, pero a la vez realistas y alcanzables.

Definición de acciones: Sólo una vez que se hayan desarrollado los objetivos será hora de diseñar las acciones que se implementarán para alcanzar dichos objetivos. Es muy importante que estas acciones sirvan realmente para alcanzar los objetivos deseados, y no otra cosa, es decir, que sean “consistentes” con los objetivos. Las acciones pueden incluir programas de capacitación, adquisición de de material, contratación de asistencia externa, implementación de programas, entre muchas otras.

En algunos casos, puede ser útil contar con ayuda externa para la elaboración del PME. Esto permite liberar tiempo de los directivos y profesores del establecimiento, y contar además con ayuda especializada desde un punto de vista técnico, que puede ofrecer también un contexto de comparación con otros establecimientos.

En cualquier caso, es muy importante que la ayuda externa, si existe, se limite a un trabajo de análisis de antecedentes y organización de la información, pero que rescate como fuente principal las opiniones y prioridades de los actores educativos del establecimiento.

Recursos educativos para:

Elaborar el Plan de Mejoramiento Educativo (PME).

PRÁCTICAS EFECTIVAS

Mejor Educación




Ver Todas>>

ASESORÍAS

Mejor Educación

Ver Aquí >>

CURSOS ONLINE

Mejor Educación

Ver Aquí >>